Bekia Viajes

Usuario:

Contraseña:

Europa / España
 
 
VERANO TODO EL AÑO

Maspalomas. Sol y playas paradisíacas en la meca del turismo LGTB

Situada al sur de Gran Canaria, esta zona se constituye en casi 3 kilómetros de playas con actividades para todos los gustos y que se ha convertido en un punto de referencia para el turismo gay.
 

Todo el que llega a la isla de Gran Canaria tiene la obligación, sino la casualidad, de haber pasado por Maspalomas, una zona turística al sur de la isla en el municipio de San Bartolomé de Tirajana. Su enclave es de vital importancia para la economía de la isla, ya que allí se concentra la gran parte de los servicios de hostelería que se les prestan a los visitantes.

Esto influye a nivel social. Los habitantes de Maspalomas conviven especialmente con tres comunidades: la alemana, la inglesa y la escandinava, ellos engloban gran parte del turismo que se concentra en el extremo sur de la isla. Y son muchas cosas las que atraen a los habitantes del centro y el norte de Europa: por un lado, Maspalomas es el mayor destino turístico de gays y lesbianas, por otro lado unas temperaturas de 22 grados de media durante todo el año, las playas volcánicas y determinados eventos como los carnavales junto a su gastronomía dan como resultado una ocupación hotelera que en tiempos de crisis sigue alcanzando el 100%.


Turismo gay, principal reclamo


Muchos de los resorts y complejos hoteleros de Maspalomas prestan especial atención al turismo homosexual, bisexual y transexual (LGTB). Todos ellos giran en torno a otras ofertas durante todo el año como playas nudistas, bares y restaurantes donde predomina la bandera arcoiris y otras ofertas puntuales como el Día del Orgullo Gay, que en realidad viene a celebrarse con tanto énfasis que Maspalomas prepara un modesto carnaval durante este día.

El sol y la playa están garantizados


Se podría decir con toda seguridad que no existe invierno en Maspalomas tal y como lo entienden en el resto del mundo. Si bien es cierto, existen días de lluvia que suelen darse en las fechas en las que se celebran los Carnavales de Maspalomas que varían entre la última semana de febrero y principios de marzo.


Hay mucho que contar respecto a las playas, en este pueblo al sur de la isla es muy popular la llamada Playa del Inglés, donde se dirigen los extranjeros de los apartamentos más cercanos, gracias a su fácil acceso, pero también los residentes del lugar. La costa tiene una longitud de 2.700 metros, por lo que converge en otra famosa zona que protagoniza varias de las estampas de la isla: La Playa del Faro en Meloneras. Curiosamente se ha convertido en el lugar que reúne los hoteles de más alto standing de toda la isla y las tiendas de marcas de lujo a lo largo de su boulevard.

En esta zona costera también se pueden disfrutar de dos patrimonios: uno natural como son las Dunas de Maspalomas, únicas en el mundo y otro, La Charca, un patrimonio que reúne fauna y flora de interés científico, pues se trata de una charca natural de agua salada que en temporada de lluvia se fusiona con el Mar Atlántico debido a su escasa proximidad y que, a pesar del cambio climático y las altas temperaturas, nunca llega a secarse.


Ofertas turísticas, siempre dentro del agua


El turismo que se ve en esta zona suele ser de familias y en general de jóvenes que piden actividades con mucha agua y poca ropa. Desde hace bastantes años, el parque Aqualand ha mantenido sus puertas abiertas, así como sus toboganes y piscinas de distintas temáticas. Se encuentra a las faldas de la Montaña de la Data y abre durante todo el año, incluso cuando llueve, encontrarás gente allí. Y no podían faltar otros deportes como las motos acuáticas, las inmersiones para hacer submarinismo e incluso los saltos con paracaídas encima de las Dunas, una experiencia que se puede presenciar en la mejor hora para estar en la arena volcánica de la isla de Gran Canaria, las seis de la tarde.
Sarah Santiago | 07 de Junio de 2013